El tratamiento de Fotoenvejecimiento con Luz Pulsada (IPL), es el método idóneo para tratar la piel, ya que permite difuminar las diferentes tonalidades de la piel como consecuencia del paso del tiempo y la exposición solar.

El fotorejuvenecimiento es un tratamiento antiaging que actúa como bisturí inteligente, disminuyendo el tamaño del poro y la profundidad de las arrugas para rejuvenecer el rostro. Genera nuevo colágeno y da lugar a una mejora de la textura cutánea.