El ADN es el código donde reside toda la información necesaria para que nuestras células se desarrollen de forma correcta. En una situación óptima, las células mantienen un perfecto equilibrio entre los períodos de actividad y restauración, y esto les permite recuperarse de las agresiones exteriores y mantener sus funciones metabólicas en perfectas condiciones. Sin embargo, el paso del tiempo, el estrés oxidativo y las agresiones medioambientales, debilitan los mecanismos internos de la piel, lesionando el ADN y desequilibrando la expresión de algunos genes esenciales en la lucha contra el envejecimiento cutáneo.

Este novedoso tratamiento global antiedad  contiene una combinación única de principios activos seleccionados por sus propiedades antioxidantes, protectoras y reparadoras del ADN celular. Su exclusiva tecnología se basa en biovectores de liberación específica, capaces de vehicular y liberar de forma “intacta” el complejo de sustancias en el corazón de las células, asegurando una eficacia sin precedentes.