El colágeno es el componente principal de la sustancia fundamental de la dermis. De la calidad de su síntesis dependen la firmeza y la fuerza tensora de la piel. Con el paso del tiempo disminuye la síntesis de colágeno lo que provoca la pérdida de volumen facial.

Este novedoso tratamiento ha sido diseñado para invertir la pérdida cronológica de colágeno, mejorando la elasticidad de la piel gracias a su acción redensificante, reafirmante y tensora. Además tiene la particularidad de ser asimilable tanto por vía oral (actuando en las capas más profundas para nutrir y reafirmar la piel desde el interior) como por vía tópica (penetrando  hasta la segunda capa de la epidermis para actuar dónde la piel lo necesita).