Las células madres de la piel son las precursoras directas de las células que se encuentran en las diferentes capas dérmicas. Pero con el paso del tiempo, se ralentiza su actividad: la piel pierde su capacidad de renovación, ocasionando falta de tono y arrugas profundas.

Este novedoso tratamiento ha sido diseñado para invertir la ralentización de la regeneración celular, fortaleciendo la estructura del tejido conjuntivo y mejorando la calidad y la textura de la piel.

El extracto de células madre vegetales contenido en Stem Cell ha demostrado su capacidad de proteger y reactivar eficazmente nuestras propias células madre epidérmicas, desempeñando una fuerte actividad antienvejecimiento y antiarrugas sobre la piel.