La exposición solar, el tabaquismo, dietas estrictas o el estrés hacen que la piel se oxide y pierda luminosidad. Con el paso del tiempo se muestra cada vez más “acartonada” y aparecen las primeras arrugas.

Este novedoso tratamiento está diseñado específicamente para combatir los primeros signos de crono y fotoenvejecimiento. Tiene la facultad de neutralizar los radicales libres y regenerar la membrana celular. Gracias a su acción antiinflamatoria, reduce el eritema solar y ejerce una acción fotoprotectora UVA y UVB. Ejerce además un efecto iluminador, aclara la tez, mejora las lesiones pigmentarias y previene la formación de manchas. Y por último, promueve la síntesis de colágeno y aporta hidratación.